Reforma tributaria

Conoce de qué se trata y el por qué de su tremenda controversia.

El gobierno de Duque trata de recaudar 5.200 millones de euros para paliar la crisis económica que está comenzando a agitar al país, muy afectado por la pandemia del coronavirus.

Hasta ahora las personas que ingresaban o gastaban anualmente cantidades iguales o mayores a 11.000 €, debían presentar declaración de renta, así como los/las propietarios/as de bienes valorados en 35.500 € o más. Con la reforma tributaria de este año 2021 lo que se pretendía era cambiar la baremación y que las personas con un salario de 245 € mensuales, o un patrimonio valorado en 22.000 € debieran -a partir del año que viene- declarar renta.  Esto no implica pagar el impuesto sobre la renta; el impuesto se cobra en base a los ingresos, pero la renta se declara a partir de ingresos, bienes, gastos, y movimientos financieros.

Además, se proponía que los nuevos límites variasen en función de la inflación, produciendo esto una tremenda incertidumbre; no se sabía exactamente cómo quedarían los baremos en el 2022 o 2023.

sin fondo 3.png